Cambios en la custodia compartida y el uso de la vivienda familiar

El Tribunal Supremo establece el fin del carácter familiar de la vivienda cuando una nueva pareja entra a vivir en ella

La doctrina del Tribunal Supremo ha establecido que la vivienda pierde su condición de "familiar" en casos de custodia compartida, cuando una nueva pareja del progenitor que ostenta la custodia y reside en la propiedad entra a vivir en ella. En este caso, según dicta el Alto Tribunal, "la entrada de una tercera persona hace perder a la vivienda su antigua naturaleza de vivienda familiar, por servir en su uso a una familia distinta"

El Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo establece así que la convivencia estable con una nueva pareja extingue el derecho al uso de la vivienda familiar, puesto que esta circunstancia altera sustancialmente las medidas de inicio que se otorgaron para el disfrute de la vivienda.

De igual manera, el Alto Tribunal establece que la resolución no afecta al derecho de los hijos al disfrute de una vivienda ni tampoco priva al progenitor a rehacer su vida sentimental.

¿Necesitas asesoramiento jurídico al respecto? Consúltanos

Horario

De lunes a jueves:
De 9:00 a 13:30 y de 16:30 a 20:00 horas
Viernes de 8:00 a 15:00 horas